info@CursosOnlineArquitectura.com
WhtsApp (+34) 623 03 88 97

Blog Cursos Online Arquitectura

Cursos Online
formación-wordpress-arquitectura
25 Ago 2020

Cómo medir una casa para hacer un plano en 3 pasos

¿Cuanta pintura necesitamos para pintar una casa? ¿Cuantos metros cuadrados de suelo debemos de comprar? ¿Que mobiliario necesitamos para amueblar una habitación? ¿Cuál es la mejor reforma de nuestra casa? Todas estas preguntas parten de un trabajo inicial de toma de datos del espacio con el que estamos trabajando. Tomar medidas de cualquier espacio puede llegar a ser una sencilla gran hazaña es por ello que en este post veremos como medir una vivienda para hacer un plano en 3 pasos.  Si no sabes cómo medir un espacio para hacer un plano, te recomendamos que partas de la idea de que no resulta tan complicado como te podría parecer, incluso si te planteas hacerlo de la manera más profesional.

El primer paso es contar con todos los elementos necesarios para comenzar el levantamiento:

  • Un cuaderno de notas donde poder dejar constancia de las medidas. El cuaderno puede ser milimetrado y de esta forma podrás ir haciendolo a escala.
  • Un lápiz, bolígrafo o similar para escribir y dar cuenta de nuestras anotaciones.
  • Un metro o flexómetro para tomar medidas, aunque si estas son muy grandes lo más recomendable es utilizar un medidor láser. Con este aparato se obtiene una medición mucho más detallada que, con solo pulsar un botón, permite conocer la distancia que se desee calcular. Si utilizas un metro laser podrás hacer el levantamiento o la medición tu solo.
  • Un medidor de ángulos para calcular adecuadamente la medición de las esquinas, aunque esto también es algo que se puede conseguir simplemente utilizando el flexómetro.

como aprender Cype Gestión de Obras

Una vez ya tenemos todo listo, previo a comenzar a medir debemos despejar el espacio en el que vamos a movernos sin que la estancia esté demasiado recargada para que la medición pueda llevarse a cabo de la mejor forma posible. Para ello, otro elemento fundamental deberá ser también asegurarnos de que contamos con la suficiente luz como para trabajar cómodamente.

 

Segundo punto consiste en dibujar a mano alzada la planta de nuestro espacio y todos los elementos singulares del espacio

Para ello, lo fundamental es trazar un boceto de la estancia en la que nos encontramos en nuestro cuaderno sin olvidar, eso sí, todos los elementos singulares con los que cuenta el espacio, como podrían ser pilares o columnas. A este dibujo, tendremos que sumar los enchufes, llaves de luz, puertas y ventanas. Tendremos que incluir la altura de los techos y si hay zonas más altas o más bajas de altura, nada debe dejarse al azar. Todo aquello que sea intrínseco de la estancia en la que vamos a trabajar debe plasmarse en nuestro dibujo con sus pertinentes medidas y su localización exacta.

 

Tercero: A continuación, y ya con todo correctamente indicado en nuestro dibujo, nos dispondremos a medir el largo y el ancho de la estancia, y tomaremos todas las medidas de todos los elementos que hemos dibujado en nuestro croquis

Esto lo podremos hacer con el flexómetro si permanecemos muy atentos a la estabilidad del mismo, si lo hacemos solos y sin ayuda, habrá que estar pendiente de que este no se mueva para calcular las medidas correctas. Si utilizamos un metro laser será más sencilla la toma de medidas y como alternativa podemos medir baldosas tomando la medida de una como base y calculando la distancia total multiplicando el número de unidades de baldosas. La altura del espacio sería el siguiente punto a tener en cuenta para ver si la altura de los elementos muebles que queremos colocar nos encaja o no con la del techo de la estancia. Además la altura también nos podrá servir para calcular los metros cuadrados de pared.

 

Los ángulos rara vez suelen ser exactamente de 90º y, por eso, contar con un medidor de ángulos que calcula digitalmente los grados de los mismos, puede resultarnos de lo más eficaz para conocer los ángulos de nuestras esquinas. Sin embargo, al ser este un aparato más profesional, tenemos la alternativa de calcular las diagonales de la estancia y, si coinciden, es que los ángulos son de 90º, pero si no, deberemos conservarlas para calcularlos a partir de ahí. Por último, un detalle que no se nos puede olvidar es tener en cuenta el espacio que ocupan los rodapiés, ya que, con ello, acortan las dimensiones del espacio y su presencia puede repercutir en las medidas que previamente hayamos tomado.

 

Si lo que buscamos una representación lo más profesional posible, lo más adecuado es pasar todos los datos de los planos de casa que hayamos recabado a un programa para mejorar la presentación y poder reproducir el plano de casa más completo a partir de ahí. Te recomendamos que trabajes con Sketchup si quieres que el plano sea en 3 dimensiones ya que es un programa muy intuitivo con una amplia biblioteca de elementos. Si optas por hacer un plano en dos dimensiones puedes realizarlo en el programa Autocad.

 

Esperamos que con estos 3 sencillos pasos te animes a hacer el plano de tu casa, y si quieres aprender las herramientas de dibujo para representar de forma profesional tus propuestas y tus planos te recomendamos nuestros cursos, donde podrás mejorar tus habilidades de forma divertida y amena.

 

 

Leave a Reply

Nuestra web usa Cookies de mejora en la navegación del usuario. En el supuesto de continuar navegando otorga consentimiento y aceptación de la política de Cookies. Información Ampliado. ACEPTAR

Aviso de cookies